Trauma Vascular

El término «trauma vascular» se refiere a la lesión de un vaso sanguíneo, una arteria que transporta sangre a una extremidad u órgano, o una vena que devuelve la sangre al corazón. Los cirujanos vasculares clasifican estas lesiones por el tipo de trauma que las causó: lesión contusa o penetrante.

  • Una lesión contusa puede ocurrir cuando un vaso sanguíneo es aplastado o estirado.
  • Una lesión penetrante puede ocurrir cuando un vaso sanguíneo es perforado, rasgado o cortado.

Cualquier tipo de trauma vascular puede provocar la coagulación del vaso sanguíneo (trombosis) e interrumpir el flujo sanguíneo a un órgano o extremidad, o causar sangrado que puede llevar a una hemorragia potencialmente mortal. 

 

Síntomas del trauma vascular

  • LUXACIÓN DE ARTICULACIÓN
    Si su rodilla se disloca, su arteria poplítea (el vaso justo detrás de la rodilla) también se lesionará. El traumatismo en la arteria poplítea a menudo causa lesiones en el músculo de la pantorrilla y el proceso de reparación es prolongado.
  • HUESOS FRACTURADOS
    Si se fractura el hueso de la parte superior del brazo (húmero) justo por encima del codo (fractura supracondílea del húmero), es posible que también se haya lesionado el vaso sanguíneo que cruza la articulación del codo (arteria braquial).
  • SANGRADO DE UNA HERIDA

Causas trauma vascular

Muchos accidentes y actividades pueden llevar a un trauma vascular:

  • Accidentes en el hogar
  • Accidentes de bicicletas y vehículos motorizados
  • Accidentes del trabajo
  • Lesiones deportivas
  • Caídas
  • Violencia doméstica
  • Lesiones de combate
  • Crimen violento

Diagnóstico

A veces, para diagnosticar una lesión vascular basta con el examen físico. En el caso de lesiones múltiples, la decisión de cuál de los problemas debe tratarse con más urgencia es realizada conjuntamente por distintos especialistas médicos. Estos especialistas a menudo incluyen cirujanos de trauma, cirujano vasculares, traumatólogos y neurocirujanos, entre otros.

 

ESTUDIO CON IMÁGENES
Muchas lesiones vasculares pueden ser sutiles. Es posible que se requiera una imagen diagnóstica para comprender la naturaleza y el alcance de la lesión, para poder determinar la mejor forma de tratarla. La ecografía dúplex, la tomografía computarizada o la angiografía son opciones.