Tumor del cuerpo carotide 

El tumor de glomus o cuerpo carotídeo es un crecimiento a un lado del cuello, en el área donde la arteria carótida se divide en vasos sanguíneos más pequeños que transportan sangre alcerebro. Se trata de neoplasmas raros, aunque representan alrededor del 65 % de los paragangliomas de cabeza y cuello.

 

Los tumores que se desarrollan en esta área no son un riesgo para la vida, pero pueden crecer con rapidez y presionar nervios y vasos sanguíneos cercanos y causar daño a esas estructuras. En algunos casos, un paciente puede desarrollar múltiples tumores pequeños en lugar de uno solo.

 

Los tumores del glomus carotídeo son relativamente raros. Ocurren tanto en hombres como en mujeres y son más frecuentes en personas de mediana edad y mayores. La edad media al diagnóstico es generalmente a los 50 años de edad. Asimismo, suelen ocurrir en personas que viven a muy altas altitudes, posiblemente por la ausencia crónica de oxígeno (hipoxia).

 

¿Cuáles son los síntomas del tumor de glomus carotídeo?

A veces, el tumor en la carótida síntomaspuede no causar síntomas al principio y continuar así por varios años debido a que es de lento crecimiento. Sin embargo, se presenta, por lo general, como una masa palpable en el cuello que no causa dolor.

 

A medida que el tumor crece, en el transcurso de varios años, puede presionar la arteria carótida y nervios y vasos sanguíneos cercanos hasta generar diversos síntomas.

 

  • Ronquera
  • Dolor de garganta
  • Dificultad para tragar
  • Parálisis parcial o adormecimiento de la lengua
  • Debilidad o dolor en los hombros
  • Cambios en la visión o párpados caídos
  • Presión arterial alta o palpitaciones del corazón
  • Síndrome de Horner, caracterizado por pupilas contraídas, párpado caído y aspecto hundido del ojo
  • Soplos, el sonido distintivo de la sangre cuando atraviesa una obstrucción

 

Diagnóstico del tumor de glomus carotídeo

Se puede realizar los siguientes exámenes:

  • Tomografía computarizada. Es una prueba útil que, por lo general, revela un tumor hipervascular ubicado entre las arterias carótidas externas e internas.
  • Resonancia magnética. Produce imágenes detalladas de los vasos sanguíneos, así como del tumor. Se considera la prueba estándar.
  • Angiograma. Proporciona un mejor conocimiento de la vascularidad del tumor de los vasos sanguíneos que lo alimentan.